24 de febrero de 2009

Cortesías

Sabe qué... necesito saber qué piensa. Qué ideas merodean cuando visita estos lugares. Es fácil de comprender; cuando no hallas señales, ya no digamos excelentes, es algo extraño responder. He estado respaldando mis propios deseos cada vez que cierro los ojos, es un punto a su favor que me dé energía nocturna.

Falta tiempo por ahora, pero pronto sabrá noticias mías.

Acá hace mucho frío, se necesitan palabras muy amables.

1 comentario:

Drnando dijo...

con todos mis brazos extendidos...

Un abrazo.